9 Consejos para Sobrevivir en Tiempos de Recesión

La recesión económica puede parecer un monstruo en la oscuridad, pero con las estrategias correctas, es posible no solo sobrevivir sino también prosperar. Aquí te dejamos una lista de consejos clave para que puedas mantener tus finanzas a flote navegando en estos tiempos de incertidumbre económica.

Reevalúa tu Presupuesto y Deudas

navegando en tiempos de recesion
Navegando en tiempos de recesión

Comienza por revisar tus gastos. En tiempos de incertidumbre, cada céntimo cuenta. Analiza tus hábitos de consumo y recorta lo que no te aporte en tu vida. Esto podría significar desde cancelar suscripciones hasta buscar opciones más económicas para actividades o compras que no te aporten felicidad acorde al gasto realizado.

Revisa las deudas. Tarjetas de crédito, préstamos personales y cualquier otro elemento por el cual estés pagando un interés mayor del 4% debería ser el foco principal a erradicar. Esto es especialmente importante en tiempos de recesión pero para ser justos siempre deberías priorizarlo.

Crea un Fondo de Emergencia

Si aún no tienes un fondo de emergencia, ahora es el momento de empezar uno. Este fondo es esencial para cubrir gastos imprevistos sin necesidad de endeudarte. Idealmente, debería cubrir entre tres y seis meses de tus gastos habituales.

Aquí entran otras variables cómo si tienes familia o gente dependiente, en cuyo caso yo optaría por aumentar el colchón a entre 6 y 12 meses, o si tienes un flujo pasivo de ingresos diversificados en cuyo caso también puedes optar por reducir el fondo si así lo deseas.

Adopta una Mentalidad Largoplacista

En tiempos de volatilidad del mercado, es vital mantener una visión a largo plazo. Invertir en activos que generan riqueza a lo largo del tiempo te ayudará a construir una cartera ganadora. Evita dejarte llevar por el ruido y las emociones del momento.

Aprovecha la recesión para posicionar tus inversiones correctamente, esto te permitirá estar en cabeza en cuanto cambie la situación macroeconómica.

Diversifica tus Ingresos

Depender de una sola fuente de ingresos es arriesgado, especialmente durante una recesión. Considera opciones para generar ingresos adicionales, como trabajos freelance, invertir en acciones o iniciar un pequeño negocio en línea.

Esto también aplica a las inversiones, debes tener una parte aburrida que genere rentabilidad como acciones de dividendo, fondos indexados o cuentas remuneradas y una parte más variable donde caben acciones de crecimiento, criptomonedas o fondos más arriesgados para hacer crecer tu patrimonio.

Empieza con Inversiones Seguras

Si eres nuevo en la inversión, comienza con opciones más seguras y estables, como cuentas remuneradas o fondos monetarios. Estas opciones te ofrecen una forma de crecimiento de bajo riesgo para tus ahorros. Si no tienes ni idea de por donde empezar, puedes echar un vistazo a nuestro artículo de inversión desde cero.

liberate de cadenas como deuda mala
Liberarse de las cadenas de la deuda es uno de los pilares clave de la estabilidad financiera antes de invertir

Adopta una Postura Defensiva

Durante una recesión, es prudente inclinarse hacia sectores defensivos como salud, consumo defensivo y utilities. Sin embargo, mantén un ojo en las oportunidades del mercado, especialmente en sectores como el tecnológico, que podrían beneficiarse al final de un ciclo de incremento de tipos de interés.

Ignora el Ruido del Mercado

Las noticias suelen estar llenas de predicciones apocalípticas y escenarios de desastre. Es esencial mantener la calma y recordar que, a pesar de las crisis pasadas, mercados como el S&P 500 han mostrado un retorno anualizado sólido a largo plazo.

Las decisiones financieras tomadas en pánico rara vez son beneficiosas. Planifica a largo plazo y mantén una perspectiva positiva.

Elige Empresas Sólidas

En épocas de turbulencia económica, las empresas con poca o ninguna deuda, flujos de efectivo recurrentes y balances sólidos son las que mejor resisten. Estas características son indicadores de estabilidad y resiliencia en tiempos difíciles.

Es aconsejable alejarse de empresas con altos niveles de deuda. Las empresas con deuda significativa pueden sufrir durante los aumentos de los tipos de interés, lo que puede debilitar su balance y su valor de mercado.

Invierte en tu Mayor Activo, Tú Mismo

paz mental de hacer las cosas bien financieramente hablando

Una recesión es el momento ideal para mejorar tus habilidades. Ya sea aprendiendo algo nuevo o perfeccionando lo que ya sabes, aumentar tus habilidades puede abrirte puertas a mejores oportunidades, tanto laborales como de inversión.

En un momento donde las oportunidades no abundan, invertir tu tiempo y/o dinero en formación y preparación te ayudará a ganar ventaja en el largo plazo.